Ventajas y Beneficios que nos aporta el entrenamiento con cadenas

 

Las cadenas para entrenar en los movimientos básicos como sentadillas, press banca y peso muerto, pese a que se trate de una herramienta muy efectiva para aumentar la explosividad y la fuerza en todo el rango de movimiento del levantamiento en cuestión, en los centros deportivos, no se suelen ver con frecuencia.
Las cadenas son caras, pesadas y no muy cómodas a la hora de mover y guardar. Pero se trata de un aparato fundamental, esencial para tod@s aquell@s deportistas que quieran ganar explosividad y fuerza en los movimientos básicos. Son muy útiles para lastrarse en ejercicios con el peso corporal (dominadas, fondos en paralelas, etc…), ya que reparten el peso de una manera homogénea, sin alterar en exceso el centro de gravedad del cuerpo, siempre que estén atadas al cinturón con un mosquetón, y no colgando del cuello.
También hay que decir que lastrarse con una mancuerna o usar un chaleco lastrado resulta más cómodo, pero las cadenas son muchísimo más polivalentes y ofrecen ventajas únicas, que veremos a continuación, que van mucho más allá del simple hecho de aumentar el peso.

 

El entrenamiento con cadenas nos brinda los siguientes beneficios:

  • Acomodan la resistencia. La resistencia acomodada se define como el uso de toda la resistencia durante todo el rango de movimiento, en vez de solo en un punto. Todos habréis notado que cuando hacéis una sentadilla o un press banca, cuanto más abajo está la barra más pesada parece. Esto es porque algunas articulaciones no están diseñadas para trabajar tan eficientemente en algunas posiciones. Por ejemplo una media sentadilla se puede hacer con mucho más peso que una sentadilla profunda.
  • Disminuyen la fase de desaceleración de la barra. Esta es unas de las ventajas principales de las cadenas, y se define como el momento en el cual estamos llegando al final del recorrido y tenemos que ejercer una fuerza en la dirección opuesta al movimiento para frenar el desplazamiento de la barra. A modo de ejemplo práctico imaginaos los últimos momentos de la fase concéntrica de la sentadilla (subida) donde debemos frenar el movimiento ascendente de la barra para, posteriormente, comenzar con la fase excéntrica (bajada). Las cadenas logran disminuir dicha fase provocando mayores ganancias de fuerza.
  • Aumentan o disminuyen el peso total de la barra de forma lineal. A medida que la barra va subiendo (fase concéntrica), se va añadiendo el peso de los eslabones que antes reposaban en el suelo. Se incrementa, de este modo, la carga progresivamente. En la fase contraria, la excéntrica, los eslabones colgados van reposando poco a poco en el suelo y la carga va disminuyendo a medida que la barra va bajando.
  • Las cadenas ayudan a incrementar, tanto fuerza inicial (impulso), como potencia en la posición de bloqueo (final de la fase concéntrica). Nos van a ayudar a superar el punto muerto del movimiento y a mejorar nuestra repetición máxima.
  • Incrementan la aceleración inicial de la barra. La barra sube antes y de forma más rápida.
  • El trabajo con cadenas incrementa la velocidad de una manera rápida y eficaz.

 

En resumen, ganareis velocidad en el movimiento y fuerza: vuestra potencia aumentará ya que Potencia = Fuerza x Velocidad.
A medida que la barra va subiendo, el peso de las cadenas (que en un principio descansan sobre el suelo) va a ser mayor, y no se va a poder superar el punto muerto del movimiento (el punto donde las palancas articulares no ofrecen mucha ventaja mecánica) si no adquirís una aceleración suficiente al principio del movimiento para poder “lanzar” la barra mas allá de este punto. Dicho en otras palabras: el uso de las cadenas, os enseñará a contraer vuestros músculos de forma súper explosiva, proporcionando a la barra más aceleración que servirá para superar el punto muerto de ese determinado movimiento y así terminarlo.
En un entrenamiento sin cadenas lo que sucede es que conforme avanza el movimiento, el levantamiento resulta más fácil porque las palancas articulares, cerca del punto de bloqueo, son más favorables.  Las cadenas hacen que, además de aumentar la velocidad del movimiento, el peso de la barra sea máximo en el punto más fácil del levantamiento.

 

 

Las cadenas entonces, proporcionan una resistencia variable a lo largo del movimiento, incrementando linealmente (de 0 a su carga máxima en la posición de bloqueo). Las cadenas ejercen su máxima carga en la posición de bloqueo del peso muerto, sentadillas y press banca, donde somos más fuertes, y ejercen la mínima carga en la posición baja, donde normalmente fallamos. Es decir, las cadenas incrementan la intensidad del ejercicio, permitiendo poder trabajar con máximas cargas en cada punto del rango de movimiento del levantamiento.

 

Recomendaciones sobre el uso de las cadenas

Una cosa importante que hay que tener en mente a la hora de entrenar con cadenas es que NO ES ACONSEJADO usarlas en cada movimiento de vuestros entrenamientos y tampoco en todos los entrenamientos.
Las cadenas inhiben hasta cierto punto el trabajo de los músculos antagonistas, hecho que puede llegar a ser potencialmente peligroso ya que es el trabajo de estos músculos que estabiliza las articulaciones.
La falta de estabilización articular puede llevar a sufrir lesiones muy serias.

En Tu Mejor Tú podréis disfrutar de todos los beneficios que aportan los entrenamientos con cadenas pero, antes de usarlas, preguntad a nuestro personal de sala, de esta forma evitareis un uso incorrecto y posibles lesiones.
Esto, para nosotros, también es fitness

 

 

CategoryEntrenamiento
Déjanos un comentario

*

Su dirección de correo electrónico no será publicada

Logo_footer  
     © 2017 Tu mejor tú | Desarrollo web: eConectados
Aviso Legal y Política de cookies

Síguenos en: