¿Sudar adelgaza?

 

Unos de los lugares comunes más enraizados en el mundo del fitness es, sin duda, el mito del sudar. Seguro que muchos de vosotr@s habréis escuchado, en alguna ocasión, que cuanto más sudamos, a la hora de practicar cualquier actividad física, más vamos a adelgazar y más grasa quemaremos o “derretiremos”.

 

¿Sudar adelgaza?

¿Sudar adelgaza? Es una de las preguntas más típicas, sobre todo en personas que comienzan a hacer ejercicio y su objetivo más inmediato es conseguir perder peso lo más rápido posible.
Dando un paseo por un parque o la playa, no es difícil cruzarse con personas que, incluso en pleno verano y con altas temperaturas, van abrigadas con sudaderas, chaquetas… y hasta quienes, en casos más extremos, se ponen fajas “adelgazantes” de neopreno o se “forran” con algún tipo de plástico o film.
El propósito que buscan, haciendo este tipo de cosas, es precisamente el que tratamos en este articulo: conseguir sudar más y así, bajo su criterio, quemar o “derretir” más grasa.

Por motivos como este, y para aclarar algunos conceptos imprescindibles, sobre todo para las personas que usan estos métodos, o para las que tengan dudas, hoy os contamos si cuando sudamos mucho conseguimos quemar más grasa.

 

¿Qué es el sudor exactamente?

Sudar es el principal mecanismo de termorregulación que tiene el cuerpo.
Durante la actividad física, el calor generado por las contracciones musculares, hace que la temperatura corporal aumente. Todos los procesos metabólicos (el conjunto de todas las reacciones químicas que nos mantienen en vida) solo se pueden llevar a cabo cuando nuestra temperatura ronda los 37 grados.
Cuando nuestra temperatura corporal aumenta, el hipotálamo detecta esta subida y activará varios sistemas de auto-regulación para que la temperatura vuelva a la normalidad, y sudar es el más importante de estos mecanismos.
Mediante la evaporación del sudor se pierde el 27% del calor corporal: el agua tiene un elevado calor específico y, para evaporarse, necesita absorber calor, que toma del cuerpo, el cual se enfría.
Una corriente de aire que reemplace el aire húmedo por el aire seco, aumenta la evaporación, y es por este motivo que los ventiladores nos “refrescan” más.

Por lo tanto, el sudor es un proceso natural y fundamental que se da sobre todo a la hora de hacer esfuerzos, ya que si no elimináramos o compensáramos ese exceso de temperatura corporal, podríamos llegar a tener un golpe de calor e incluso llegar al coma y a la muerte.
Además, hay que tener en cuenta que cada persona es un mundo, y que no todos sudamos del mismo modo o en la misma proporción. Esto va a depender de diversos factores como sexo, estado físico, peso, etc.

 

¿Qué hay de cierto en que sudar adelgaza?

Sí es cierto que si realizamos un entrenamiento en el que se requiere un gran desgaste o esfuerzo muscular, por norma general, vamos a sudar más y con ello vamos a quemar más calorías y, por consiguiente más grasa.
Pero hay que tener clara una cosa, quemaremos más calorías y mayor cantidad de grasa por la intensidad del propio ejercicio o entrenamiento que estemos haciendo, y que es lo que va a provocar la sudoración, pero no como consecuencia de elevar aún más la temperatura corporal intencionadamente.
Si hacemos el mismo entrenamiento pero abrigándonos o exponiéndonos a altas temperaturas buscando sudar más, en efecto sudaremos más, pero no por ello derretiremos o quemaremos más grasa de lo normal.
Puede que de manera inmediata consigamos bajar de peso, como puede ocurrir en el caso de meternos, por ejemplo, en la sauna, pero la reducción de peso se deberá al agua que hemos perdido a través de la sudoración, y no a grasa que hemos quemado o “derretido”. Volveremos a recuperar el peso y el agua en cuanto bebamos.

 

Conclusión

¿Sudar hace adelgazar? Pues…… ¡NO! Hay que quemar calorías a través del ejercicio, y al realizarlo inevitablemente, y como respuesta de nuestro organismo, sudarás, pero esto no significa que si provocas un exceso de sudoración conseguirás mejores resultados.
Disfruta entrenando, lleva ropa con la que estés a una temperatura agradable y, sobre todo, olvídate de fajas, film e historias para sudar más, los mitos al fin y al cabo son eso: mitos.

 

CategoryEntrenamiento
Déjanos un comentario

*

Su dirección de correo electrónico no será publicada

Logo_footer  
     © 2017 Tu mejor tú | Desarrollo web: eConectados
Aviso Legal y Política de cookies

Síguenos en: