Las mil y una propiedades de la manzana

 

La manzana, un fruto refrescante, crujiente, dulce, a veces con matices ácidos, una verdadera delicia de la naturaleza, se puede considerar como la reina de las frutas por sus mil y una propiedades.

Gracias a una mezcla única de polifenoles, flavonoides y fitoquimicos como la quercetina, el kaempferol, la miricetina, el ácido clorogénico, el ácido fenólico primario de la fruta, pequeñas cantidades de ácidos hidroxicinámicos, la floridzina, glicosidos de floretin, las antocianinas y taninos, la manzana tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol, en concreto los niveles de colesterol LDL (el colesterol malo) hasta un 40% y aumenta de forma significativa el colesterol HDL (el colesterol bueno) afectando de forma muy positiva nuestra salud cardiovascular. Pero no solo, por su alto contenido en pectina (una fibra soluble) hace que la manzana ayude en la prevención de la arteriosclerosis visto que la pectina reduce la capacidad del colesterol para pegarse en las paredes arteriales disminuyendo así el riesgo de sufrir infarto de miocardio. Además hace que sea beneficiosa para el sistema digestivo limpiándolo de sustancias toxicas.

Esta fruta es una de las más ricas en boro, mineral que participa en numerosas funciones del organismo, entre ellas, facilita la asimilación del calcio y magnesio. Todo esto, unido a la acción de uno de sus flavonoides, la floridzina, que aumenta la densidad ósea, hace que la manzana contribuya a disminuir los riesgos de desarrollar osteoporosis.

Este fruto es un óptimo remedio contra el estreñimiento o la diarrea: al contar con un alto contenido en fibras solubles e insolubles y una cantidad importante de taninos (sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias), la manzana desinflama la mucosa gástrica y las paredes intestinales y mejora el tránsito intestinal. En caso de estreñimiento es preciso consumirla cruda y con piel y en caso de diarrea, sin piel, rallada o en forma de compota.

Además, la manzana tiene efecto colerético (mejora la producción de bilis en la vesícula). De esta forma descongestiona el hígado, reduciendo la tendencia a formar cálculos biliares. Esta propiedad la hace un alimento recomendable en personas con colelitiasis (piedras en la vesícula) o en quien ya han sido operado de la vesícula. También es recomendable en casos de hepatitis crónica, hígado graso y cirrosis hepática.

Estudios recientes están investigando las propiedades antitumorales de la manzana: sus pepitas o semillas son ricas en un fitoquimico denominado laetril o amigdalina, más conocido como Vit. B 17. Este compuesto natural contiene una sustancia extremadamente toxica: el cianuro, pero que únicamente lo libera en presencia de las enzimas beta-glucosidasa y beta-glucoronidasa. Lo positivo de esto es que estas dos enzimas se encuentran casi exclusivamente, y en abundancia, en las células cancerosas. En las células sana, si son presentes, siempre son acompañadas por otra enzima, la rodanasa, que tiene la capacidad de inhibir el cianuro convirtiéndolo en una sustancia completamente inocua. Las células cancerosas carecen de la enzima rodanasa, por lo que se encuentran indefensas contra el cianuro.
Falta investigar más en este sentido, pero los datos preliminares indican que la manzana podría actuar como una verdadera quimioterapia, natural, específica, localizada y eficaz.

Las extraordinarias propiedades saludables de la manzana se deben en gran medida a la sinergia de todos sus componentes y no a la acción individual de cada uno de sus polifenoles y flavonoides o fitoquimicos. De hecho muchos estudios han comprobado que el extracto de polifenoles y flavonoides de la manzana nos aporta los mismos beneficios de las manzanas pero en medida mucho menor.

La investigación moderna ha demostrado ser cierto el refrán de “una manzana al día del médico te libraría” y, siendo la manzana una fruta de temporada, no hay que perder la oportunidad de aprovechar esta fruta, fuente excepcional de salud.

 

 

 

CategoryNutrición
  1. 9 enero, 2016

    Pues a comer manzanitas que están de vicio

  2. 30 noviembre, 2016

    Muchas gracias! exelente información.

Déjanos un comentario

*

Su dirección de correo electrónico no será publicada

Logo_footer  
     © 2017 Tu mejor tú | Desarrollo web: eConectados
Aviso Legal y Política de cookies

Síguenos en: