El azafrán y todas sus propiedades

 

El azafrán, esta especia conocida desde tiempos inmemorables, nos aporta vitamina C, vitaminas B1, B2, B3, B6 y B9 y minerales como magnesio, potasio, hierro, zinc, sodio y fósforo. Favorece la digestión, regula el ciclo, reduce los dolores menstruales y mitiga la fiebre. Pero no solo, estudios recientes han demostrado que, gracias a unos fitoquimicos específicos como el safranal y la picocrocina, que actúan sobre los niveles de melatonina (una hormona que regula el sueño y el estado de animo), el azafrán ejerce una acción equiparable a la de la fluoxetina (Prozac) en combatir los síntomas de la depresión. Lo mejor de todo esto es que el azafrán no tiene los efectos segundarios de los fármacos antidepresivos tradicionales.

Por desgracia, el safranal y la picocrocina se deterioran con la conservación inadecuada y durante el proceso de cocinado, por este motivo, para beneficiarse de las propiedades del azafrán, la mejor opción es acudir a complementos nutracéuticos (extracto seco). Si tomas extracto seco de azafrán no está de más que tu médico lo sepa, ya que puede interaccionar con otros medicamentos (y no hay que combinarlo nunca con otros antidepresivos).

La dosis que se considera efectiva para conseguir el resultado deseado es de 176 mg diarios de extracto (unos 0,03 g de azafrán). Es decir, una o dos pastillas al día.

 

 

CategoryNutrición, Salud
Déjanos un comentario

*

Su dirección de correo electrónico no será publicada

Logo_footer  
     © 2017 Tu mejor tú | Desarrollo web: eConectados
Aviso Legal y Política de cookies

Síguenos en: